Administración, Finanzas, Economía, Management Financiero

Por ITESM

3 Minutos

Publicado el 19/04/2021

4 modelos de medición de riesgo para cuidar de tus finanzas

Los profesionales dedicados a la gestión financiera deben conocer los modelos de medición de riesgo crediticio que existen en cada operación. Es importante ser consciente que cada una de estas transacciones están sometidas a algún tipo de riesgo. Es decir, a la incertidumbre asociada a la fluctuación del valor de ese procedimiento en específico, lo que puede modificar desde el importe principal del capital inicial, hasta a sus gastos de funcionamiento o rendimientos. 

En este sentido, uno de los peligros más comunes a encontrar es el riesgo de crédito o de impago, por este motivo te presentamos a continuación 4 modelos de medición que pueden ayudarte a limitar esa incertidumbre. Antes de comenzar es importante conocer primero la definición del concepto de riesgo crediticio.

Foto_Boeltin_Finanzas_en_un_entorno_vol_til_2-3

Este denomina la probabilidad que una entidad tiene para no hacerse cargo de sus obligaciones o incumplir con el pago de una deuda o acuerdo sobre un instrumento financiero, ya sea por deuda, bancarrota, falta de liquidez o alguna otra razón; y puede afectar directamente cualquier otro proceso planeado por la organización como pagos a proveedores, proyecciones de expansión o incluso pagos de nómina.

Al momento, no existe una agrupación oficial los podemos clasificar por sus metodologías y procesos se pueden en modelos tradicionales y modelos modernos.

Modelos tradicionales:

5 C’s: 

Para mantener un ejercicio sano de las cuentas por cobrar, este método es uno de los más usados y sugeridos por los expertos. Las variantes a tomar en cuenta son las siguientes:

1.- Capacidad de pago.

2.- Capital total de la empresa.

3.- Colateral, es decir, las garantías que ofrece la contraparte.

4.- Reputación, solidez y antigüedad de la empresa en el sector al que pertenece.

5.- Condiciones económicas.

Z Score:

Este modelo, que ha servido como base para otros más modernos, se utiliza para predecir un problema de insolvencia económica en la empresa. Además de prevenir una posible quiebra, ayuda a identificar muchas de las situaciones críticas y otros riesgos frecuentes a los que se puede enfrentar un negocio o empresa. 

Modelos modernos:

KMV: 

Nombrado bajo las siglas de sus autores (Kecholfer, McQuown y Vasicek), este calcula la probabilidad de incumplimiento y riesgo con información obtenida directamente de los mercados. 

CreditMetrics:

Siendo en la actualidad uno de los modelos de medición de riesgos mayormente empleados en el mundo, este sistema se centra en calcular las probabilidades de riesgo gracias a la big data y la red de datos interconectados en la nube. 

Fuente: TecZamora, SCIELO, y EALDE Business School.

Escrito por

ITESM

Post Relacionados