Por Karina Rodríguez

5 Minutos

Publicado el 21/10/2022

La Digitalización de trámites, el camino para disminuir la corrupción

Nueva llamada a la acción

Uno de los problemas más graves en nuestro país es la corrupción. Los ciudadanos nos enfrentamos a ella de manera cotidiana: según la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental 2021 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), 86.3% de los mexicanos considera frecuentes los actos de corrupción en las instituciones de gobierno.

México se encuentra en el lugar 124 de 180 en el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional (IPC) de 2021 y es el país más corrupto de entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)

Ángeles Estrada, directora ejecutiva de la Iniciativa Anticorrupción de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tec de Monterrey afirma que sí hay manera de disminuir la corrupción en México.

“Si hay algo que podemos hacer para disminuir el flagelo de la corrupción es digitalizar trámites, digitalizar gobiernos”.

Imaginar trámites más sencillos

Durante su conferencia Digitalización gubernamental, una verdadera herramienta de combate a la corrupción, en INCqro, pidió al auditorio que imaginara cómo sería poder realizar cualquier trámite desde su computadora, sin tener que ir a una oficina pública, sin tener que ir al banco y renovar un documento electrónico y que este sea válido en cualquier parte. “De eso se trata la digitalización”, explicó la experta. 

La idea de digitalizar los trámites nació –originalmente– para hacer más eficiente los gobiernos, para que cuando una persona quisiera realizar algún trámite u obtener algún permiso relacionado con el servicio público fuera sencillo, amigable y lo pudiera realizar en un término corto.

Además de que este procedimiento probó ser una gran ventaja para los ciudadanos, también se convirtió en una eficaz herramienta para el combate a la corrupción. 

¿Cómo estamos en México en materia de digitalización?

“La digitalización del gobierno es una iniciativa que no solo están impulsando los grupos que forman parte de iniciativas anticorrupción, señaló Ángeles Estrada, “es algo que está en marcha en los países desarrollados”. 

La digitalización es un proceso que se construye a través de los productos generados en fases anteriores e incorpora componentes de gobierno electrónico al proceso de tramitación y toma en cuenta la interoperabilidad de trámites (si para un trámite ya se te solicitó acta de nacimiento y comprobante de domicilio no es necesario volverlos a presentar para otro trámite porque se pueden “jalar” y reutilizar). 

La digitalización implica abordar distintos ámbitos:

  1. Procesos. Hay que contar con esquemas de tramitación homologados.
  2. Organizacional. Se refiere a que los servidores públicos estén capacitados y se rijan bajo un modelo eficiente y seguro.  
  3. Normativa. Se tiene que actualizar porque en ocasiones la normativa exige que la persona se presente personalmente, firmar un papel.
  4. Tecnología 

Niveles de madurez

Al incrementar en los niveles de madurez será posible implementar diferentes funcionalidades, desde publicar la información  hasta la operación completa en línea:

Estos son los niveles de madurez digital:

  1. Informativo. La información para realizar el trámite se encuentra en el portal
  2. Descarga de formatos. Entre otras funcionalidades, se integra la descarga de formatos en línea. 
  3. Transaccional. Una parte del trámite está integrada en línea como captura de información, citas, etcétera.
  4. En línea. La operación completa del trámite se puede realizar en línea. 

Según estos criterios, en México, en algunos procesos –y en la parte normativa– estamos en nivel 3 y 4, pero en otros estamos muy bajos. 

Para poder digitalizar los trámites y servicios los gobiernos tienen que hacer primero un diagnóstico para  identificar posibles áreas de optimización, analizar punto por punto para ver identificar en donde podría haber posibles actos de corrupción, para así evitarlos”, asegura la maestra en Derecho.  

Según los datos del INEGI, la gente está interactuando cada vez está con el gobierno a través de internet. En 2021, 54.5% de la población interactuó –por lo menos– una vez con el gobierno y 39% envió algún trámite electrónicamente.

“Con esta tendencia, muy probablemente para el 2023, estaremos en un 60%”, apuntó Ángeles Estrada. Otros datos del INEGI indican que la gente que realiza pagos por internet se siente más satisfecha por el tiempo que le destina y, además, tiene una mejor imagen del gobierno. 

Beneficios de la digitalización 

La corrupción está vinculada en todos los asuntos públicos imaginables: seguridad, procuración de justicia, ámbito educativo, salud… “Si la corrupción no es atajada de forma adecuada corrompe los procesos y la posibilidad de que los ciudadanos tengamos la confianza de que podemos hacer un proceso y que al terminar vayamos a obtener nuestra licencia, acta,  permiso, o lo que sea que le estemos solicitando al gobierno”, concluyó la experta. 

Además de la disminución de la incidencia de corrupción, otros beneficios de la digitalización son:

1. Ahorro

2. Ahorro de tiempo

3. Simplificación normativa

4. Simplificación de procesos

5. Eficiencia burocrática

Fuente original: TecReview

Escrito por

Karina Rodríguez
Es editora general de Tec Review. A lo largo de 20 años ha sido editora en revistas de moda, de diseño y arquitectura y viajes. Considera que ser editor es el mejor trabajo del mundo por la posibilidad de sumergirse en temas tan diversos.

Suscríbete para recibir actualizaciones de nuestro blog

Post Relacionados